ADICCIÓN A LOS ANABOLIZANTES ESTEROIDEOS

Los anabolizantes esteroides son hormonas utilizadas por las personas que sufren vigorexia (culto al cuerpo), de forma que buscan un mayor desarrollo de la musculatura. 

La vigorexia tiene un efecto paradójico: la persona empieza a cuidarse el cuerpo, hacer deporte, cuidar la alimentación y cuando esto ya se produce de manera obsesiva, pasan a la "ayuda química": los anabolizantes esteroideos, que van a suponer la destrucción de ese cuerpo que tanto han cultivado y para el que han vivido. 

Estas sustancias son derivados de la hormona testosterona. Su objetivo es promover el crecimiento muscular e incrementar la masa corporal. En un principio sólo los atletas abusaban de este tipo de sustancias, pero hoy en día se ha popularizado entre las personas que mantienen un "culto al cuerpo".



Pueden tomarse por via oral o inyectados y suelen consumirse en ciclos de semanas o meses ("cycling"). El consumo cíclico implica la toma de varias dosis durante un período de tiempo determinado, parar otro período y volver a empezar. Además, se consumen diversos tipo de anabolizantes conjuntamente para maximizar sus efectos.




El uso de anabolizantes produce también mayor fuerza y resistencia a entrenamientos más duros y de mayor duración. pero sus efectos a largo plazo se desconocen. 



EFECTOS SECUNDARIOS DEL ABUSO DE ANABOLIZANTES ESTEROIDEOS


- tumores de hígado

- ictericia

- retención de líquidos corporales

- aumento de la presión sanguínea

- acné

- temblores


Otros efectos secundarios serían:

Hombres: merma de los testículos, reducción del número de espermatozoides, infertilidad, calvicie, desarrollo de los pechos

Mujeres: crecimiento del vello facial, cambios o cese del ciclo menstrual, agrandamiento del clítoris, voz ahuecada

Adolescentes: disminución prematura del crecimiento debido a una prematura aceleración de la maduración esquelética y de los cambios puberales.

Mientras están tomando los anabolizantes los usuarios dicen que se encuentran bien, pero con su cese surgen síntomas paranoicos que pueden conducir a episodios violentos. Además, hay síntomas depresivos que pueden contribuir al mantenimiento de la dependencia, celos paranoides, extrema irritabilidad, y un juicio alterado proveniente del convencimiento de una falsa invencibilidad

No hay comentarios:

Publicar un comentario